Si tengo una hipoteca ¿Puedo cambiar de banco?
octubre 20, 2020
0

La llegada de nuevos competidores al segmento bancario ha hecho que la oferta de servicios financieros como hipotecas mejore de forma significativa. Esto ha permitido que los usuarios puedan encontrar bancos que ofrezcan mejores condiciones y beneficios para el financiamiento de sus casas o propiedades.

¿Puedo cambiar mi hipoteca de banco?

Esta es una de las preguntas más comunes, pero también más fáciles de responder. La implementación de diferentes reformas financieras y bancarias ha permitido que hoy en día, los usuarios puedan cambiar su hipoteca de banco fácilmente, sin tantos trámites ni trabas.

Así es, los usuarios pueden mudar su hipoteca de un banco a otro siempre y cuando existen ciertas condiciones o se cumplan requisitos. Esto supone un gran beneficio para muchas personas al permitirles encontrar tasas de interés mucho más accesibles u otros beneficios para así, pagar mucho menos dinero.

¿Qué debo considerar al cambiar mi hipoteca?

Para poder aprovechar este beneficio es necesario tomar en cuenta algunos puntos. Por ejemplo, el nivel de deuda, plazo de pago, monto y tasa de interés son factores a considerar tanto en el banco de origen como en el de destino. También debes de considerar si presentas algún atraso de pago.

Es necesario contar con un producto vinculante, un acuerdo y notificación formal por parte del banco que recibirá nuestra hipoteca. Además, debes de considerar que pueden generarse gastos derivados de este proceso, así como es posible que requieras de trámites adicionales para cumplir los requisitos.

¿Cómo elegir el mejor banco para cambiar mi hipoteca?

Si quieres mudar tu hipoteca entonces debes de aprender a elegir el mejor banco. Con tantas opciones disponibles, debes saber cómo hacer la elección. La mejor forma es usar un comparador de préstamos, lo cual te permitirá conocer mejor puntos como tasas de interés y plazos de pago.

También te recomendamos acercarte directamente con el banco para así conocer cuáles son las condiciones, tanto de salida como de entrada en ambos bancos. Te recomendamos que medites bien esta decisión, ya que puede repercutir en tu hipoteca a corto, mediano y largo plazo.