¿Quieres vender tu casa? Estos son los gastos que debes cubrir por ello
octubre 17, 2019
0
¿Quieres vender tu casa? Estos son los gastos que debes cubrir por ello
Rate this post

Si estás pensando en vender tu casa, debes saber que este proceso no solo involucra la firma de un contrato y ya, también implica el cubrir ciertos gastos. Es por eso que aquí te presentamos cuáles son los gastos que debes cubrir por vender una casa.

  • Impuestos: Uno de los rubros que debes de considerar al vender tu casa son los impuestos. Y es que, dependiendo la ley vigente en tu estado, así como a nivel nacional, será el monto de los impuestos que deberás cubrir al cerrar la transacción.
  • Comisiones: Las comisiones son otro punto que muchos no consideran al contratar a un agente inmobiliario o agencia de bienes raíces. Dependiendo del precio de tu casa, el monto final del trato, así como la comisión tasada al inicio, será el porcentaje que tendrás que cederle como pago a dichos intermediarios.
  • Trámites: Considera que, además de los impuestos, tendrás que pagar gastos administrativos. Estos suelen derivarse de la gestión del proceso de compraventa lo que abarca tanto el tramitar ciertos papeles y documentos hasta pagarle a un gestor para que realice el contrato siguiendo el debido proceso.
  • Mantenimientos: Si vives en un fraccionamiento o residencial, es probable que pagues un mantenimiento mensual por concepto del cuidado de áreas verdes o áreas comunes. Antes de vender una casa debes de asegurarte que no presentes adeudos de mantenimiento, de ser así, este es otro gasto que hay que sumar a la cuenta.
  • Otros gastos: Considera otros gastos derivados de vender una casa como el mantenimiento que le debes dar, el trasladar o mudar tus cosas fuera de la misma, etc. En esta categoría te sugerimos crear un fondo para gastos inesperados que puedan ir surgiendo sobre la marcha, desde una llave rota hasta un trámite desconocido.

Si tomas en cuenta estos gastos al hacer la planeación y estimación del monto de venta de tu casa podrás obtener más beneficios. También recuerda ser flexible con este tipo de gastos reduciendo los que se puedan reducir y fijando los que debes pagar sí o sí.