¿Qué son los subsidios?
abril 1, 2020
0

Una de las herramientas económicas mas utilizadas pero que pocos conocen, y toman en cuenta, son los subsidios. Aquí te explicaremos qué es el subsidio y cómo es que te beneficio, además te diremos cuáles son los principales usos para esta herramienta económica muy utilizada tanto por instituciones públicas como privadas.

La definición de los subsidios

Lo primero que debes saber es que los subsidios son una especie de estímulo pensado para incentivar la demanda de un producto mediante la reducción de su costo, esto debido a que los subsidios van enfocados, por ejemplo, al costo de producción o al precio final.

Como ya mencionábamos, en primer lugar los subsidios son usados por parte del gobierno para hacer que algunos servicios o productos sean más accesibles. Por otro lado, las instituciones privadas suelen usar este tipo de herramienta para incentivar de forma artificial la demanda.

¿En dónde podemos encontrar subsidios?

Uno de los subsidios más comunes que podemos encontrar es el enfocado a los combustibles como gasolina, diésel o gas. De igual forma, el gobierno suele aplicar subsidio a algunos medicamentos, así como a las tarifas de energía eléctrica, por mencionar unos cuantos ejemplos.

Por otro lado, podemos encontrar que también existan asociaciones público privadas para utilizar subsidios. Un ejemplo lo podemos ver en Europa donde los automóviles eléctricos tienen subsidios lo que hace que el precio sea mucho menor. De igual forma, energías renovables como paneles solares o calentadores solares tienen este tipo de subsidios.

¿Cómo podemos beneficiarnos?

La forma más simple de responder esto es el hecho de que podemos beneficiarnos al reducir el costo de los productos. Es decir, un subsidio tiene como objetivo hacernos ahorrar dinero al reducir el precio del producto o servicio mediante el descuento aplicado por dicha herramienta económica.

De igual manera, los beneficios que pueden traer los subsidios ejercidos de forma correcta pueden ayudar a incentivar el crecimiento de la economía. Por ejemplo, al reducir la tarifa de energías se hace que las industrias reduzcan sus costos y así puedan hacer crecer sus ventas y beneficios de forma directa.