¿Qué es una desaceleración económica?
septiembre 24, 2019
0
¿Qué es una desaceleración económica?
Rate this post

Uno de los fenómenos más temidos por los economistas, expertos en finanzas, funcionarios del gobierno, y en general de todos aquellos que saben de dinero es la desaceleración económica. Si no sabes qué es o en qué consiste, no te preocupes, aquí te lo explicamos.

Es cuando la economía pierde velocidad…

Para definir qué es una desaceleración económica usaremos una analogía. Imaginemos qué un auto se queda sin gasolina, si bien al inicio puede que la velocidad lo haga avanzar, poco a poco este irá perdiendo fuerza, inercia y velocidad, se irá frenando, se irá desacelerando.

De esta forma, poco a poco la economía se va frenando, perdiendo velocidad, impulso y sinergia. Esto se refleja en muchas formas, desde la caída en los indicadores económicos positivos hasta el aumento de los indicadores económicos negativos. En pocas palabras, la economía se va frenando, acercándose cada vez a la llamada recesión.

¿Desaceleración o recesión?

Estos dos conceptos son bastante mencionados en cuanto a las situaciones negativas de la economía se refiere. Diferenciarlos es fácil, una desaceleración es el freno de la economía: almacenes llenos, ventas caídas, reducción de empleos, incrementos de precios y menor crecimiento de la economía.

Una recesión económica es la consecuencia de una desaceleración, podríamos decir qué es el camino final. En una recesión podemos ver que las ventas caen completamente, las empresas dejan de producir, se despiden a una gran cantidad de empleados, los inversionista sacan su dinero y en general se cae la economía.

¿Qué pasa con nuestros bolsillos?

Si bien muchos se preguntarán ¿cuál de los dos fenómenos es peor para la economía de una persona? La respuesta es clara, ambos fenómenos. Aunque claro, uno es mucho menos peor o menos dañino que el otro. Si los pusiéramos en un semáforo, la desaceleración sería amarilla y la recesión roja.

Y es que, al caer la economía, no solo se pierden empleos lo que se traduce en un menor poder adquisitivo de las personas así como necesidades no cubiertas. Las empresas comienzan a cerrar, el dinero se empieza a ir y la economía se desploma.