¿Qué es la burbuja inmobiliaria?
septiembre 26, 2019
0
¿Qué es la burbuja inmobiliaria?
Rate this post

El mercado inmobiliario es uno de los más importantes en la actualidad, debido tanto a la gran cantidad de dinero que mueve como a la gran relevancia que tiene para el desarrollo de los países. Solo basta con ver lo que sucedió en Estados Unidos cuando el mercado financiero e inmobiliario se desplomaron.

Dentro del mundo de los bienes raíces, existen diferentes fenómenos que valen la pena mencionar. La burbuja inmobiliaria es uno de los puntos que debes de conocer para entender como funciona el mercado de los bienes raíces, y así, aprovechar al máximo su potencial.

Definición de burbuja inmobiliaria

De acuerdo con diversas agencias inmobiliarias y expertos en el sector de la construcción y la compraventa de bienes raíces, podemos definir a la burbuja inmobiliaria como un crecimiento exponencial e irracional de los precios de los bienes inmuebles, todo generado por conceptos como la especulación.

La forma en la que el concepto de burbuja se relaciona con el tema inmobiliario es muy sencillo. Básicamente, al igual que en una burbuja, los precios aumentan y aumentan inflando a la misma cual si fuera aire. Llega un momento en el que la burbuja se infla tanto que explota.

¿Es mala o buena una burbuja inmobiliaria?

Si bien la misma definición puede darnos una idea sobre la burbuja inmobiliaria, muchos aún podrían pensar si es buena o mala esta analogía. En general, podemos concluir que la burbuja inmobiliaria es un fenómeno no solo malo, también muy dañino y riesgoso.

Esto debido a qué, en primer lugar, los consumidores se ven afectados tanto por la especulación como por el aumento desmedido de los precios, sin justificaciones. De esta forma, las personas pagarán dinero de más, excesivo, sin tener algún sustente detrás. Si una casa te costaba un millón, con esta burbuja podría costar 5 millones.

Por si fuera poco, una burbuja puede provocar una crisis económica. Solo basta con ver lo que pasó en Estados Unidos en el 2008, cuando la burbuja inmobiliaria explotó provocando una de las crisis económicas más graves tanto a nivel nacional como a nivel mundial.