¿Por qué no debes usar WhatsApp mientras trabajas?
abril 24, 2019
0
¿Por qué no debes usar WhatsApp mientras trabajas?
Rate this post

WhatsApp es una de las formas más populares de comunicación en la actualidad. Lamentablemente su popularidad ha crecido tanto que incluso ha llegado a afectar al mundo laboral. Es por eso que hoy te damos cinco razones por las que no debes usar Whatsapp mientras trabajas.

 

  • Castigos y sanciones: Una de las razones por las que no debes usar Whatsapp mientras trabajas es el hecho de que muchas empresas suelen sancionar este tipo de conductas. Evitar usar el celular en horario laboral te ayudará a no ser sancionado por la empresa.

 

  • Concentración: La concentración es fundamental a la hora de hacer tu trabajo. Es por eso que usar WhatsApp durante una jornada de trabajo no es lo ideal debido a que puedes perder la concentración y esto puede llevarte a que no hagas tu trabajo de la mejor forma.

 

  • Seguridad: Existen negocios donde la confianza y la seguridad lo son todo. Es por eso que no usar WhatsApp durante jornadas laborales puede ayudarte a hacer que el cliente se sienta más segura. Además, en sitios como bancos, el uso de WhatsApp mientras trabajas está prohibido debido a que este puede ser usado para cometer ilícitos.

 

  • Productividad: Es sabido que en algunas empresas la productividad es bien premiada. Por ello mantenerse concentrado y enfocado en lo que estamos haciendo es la mejor forma de aspirar por dichos incentivos. Usar WhatsApp durante el trabajo puede alejarte de estos premios e incentivos.

 

  • Hay momentos para todo: Quizás la mejor razón por la que no es bueno usar WhatsApp durante una jornada de trabajo es el hecho de que existen momentos para todo. Si necesitas mandar un mensaje simplemente te puedas dar una breve escapada al baño o hacerlo durante la hora de tu comida.

 

Como puedes ver, usar WhatsApp mientras trabajas no es la mejor idea. Pues distraerte con el celular puede llevarte no solo a perder la concentración y la productividad, también puede ser razón suficiente para que el supervisor o tu jefe te llame la atención.