¿Por qué no deberías guardar tus ahorros en casa?
octubre 25, 2021
0

Dicen que, para generar riqueza, primero debemos acumularla, pero esto no sirve de nada si el dinero se queda parado. Tener un buen plan de ahorro, comparado con la inversión, es como tener un Ferrari siempre estacionado, poco a poco perderá su valor y no dará rendimientos.

Así es, tus ahorros pueden perder valor si no los usas de forma adecuada. No queremos alarmarte, pero si eres de los que guardan el dinero bajo el colchón, esto te interesa. Aquí te contaremos por qué no debes de tener tu dinero guardado en casa ¡Así evitarás que pierda valor!

  • Te lo pueden robar

Los robos a casa habitación son cada vez más comunes por lo que este es un gran riesgo al que nos enfrentamos al tener dinero en casa. Y es que, en caso de un robo, es probable que los ladrones encuentren el dinero y se lo lleven.

Aunque existen medidas para prevenir que nos roben nuestro dinero en caso de un asalto a nuestra casa, no siempre son las mejores. Sin previo aviso, un ladrón podría meterse y buscar bajo el colchón, tomar la caja fuerte o encontrar nuestro escondite secreto y adiós ahorros.

  • Tienes la tentación en la cara

Tener dinero guardado resulta muy tentador pues ante alguna urgencia, o un capricho, puedes llegar a tomarlo y gastarlo rápidamente. Si no quieres que tu dinero se esfume frente a tus ojos, y peor aún, esos ahorros no rindan y te dejen endeudado, debes eliminar la tentación.

La mejor forma de hacerlo es no teniendo dinero en casa, es más, debes de buscar colocar trabas para no poder acceder al mismo, al menos no tan fácilmente. Una gran idea es depositarlo en una cuenta de ahorro, o mejor aún, invertirlo para generar ganancias.

  • Tus ahorros pierden valor con el tiempo

Existe un fenómeno llamado inflación, el cual consiste en un aumento generalizado de precios año con año. Este fenómeno también afecta el dinero ahorrado, ya que hace que cada vez valga menos, es por eso que mes con mes ves cómo tu dinero no rinde.

Para evitar que tu dinero deje de rendir lo mejor es invertirlo en algún instrumento que nos de un rendimiento sobre la inflación. Por ejemplo, si el banco ofrece un pagaré con una tasa del 4% y la inflación es del 3%, nuestro dinero no solo estará a salvo de perder 3% de su valor anual, generará una ganancia del 1% ¡Valdrá más!