Guía para el Buen Fin 2019
noviembre 18, 2019
0
Guía para el Buen Fin 2019
Rate this post

El Buen Fin es sin duda uno de los fines de semana más esperados del año. Y es que durante el Buen Fin las empresas, tiendas y negocios suelen ofrecer promociones realmente atractivas, descuentos y otros beneficios para hacer que las personas compren mas fácilmente.

Este fin de semana es tan atractivo que muchas personas llegan incluso a endeudarse por comprar. Para evitar que eso pase, y garantizar que sobrevivas al Buen Fin y encuentres todo lo que necesitas, hemos creado esta guía. Así que, antes de comprar, es mejor que sigas leyendo este artículo.

  • Planea tus compras: Lo primero en que debes enfocarte es en planear bien tus compras. Crea una lista con lo que necesitas o lo que quieres comprar para que así puedas tener una idea, para que sepas por lo que vas y así no te pierdas entre las muchas promociones que encontrarás.

 

  • Crea un presupuesto: Crear un presupuesto te ayudará a no caer en deudas pues así sabrás cuánto es lo que tienes disponible para gastar. Por ejemplo, podrás determinar un presupuesto para ropa, uno para electrónicos y así, dependiendo de lo que planeas comprar será el presupuesto a determinar.

 

  • Compara precios antes y después: Es común ver que algunos negocios inflan sus precios para obtener más beneficios. Comparar los precios un mes antes, un par de semanas y durante el buen fin te ayudará a ver si realmente inflan los precios y así a encontrar el negocio más honesto.

 

  • Compara ofertas: Cada negocio lanza sus propias ofertas y posee su propio catálogo de productos. Comparar las opciones disponibles entre una tienda y otra, así como las distintas promociones, te ayudará a encontrar la mejor opción. Por ejemplo, podrás encontrar el mejor precio o podrás elegir las mejores promociones.

 

  • No esperes hasta el final: Por último, toma en cuenta que ir al Buen Fin en las primeras horas del mismo ayudará a que encuentres los mejores precios, ofertas y sobre todo productos. No es lo mismo ir en Domingo, cuando ya no hay nada, a ir en Viernes, por ejemplo, cuando todo ha comenzado.