¿Cuáles son los factores que fijan el precio de la gasolina en México?
mayo 2, 2019
0
¿Cuáles son los factores que fijan el precio de la gasolina en México?
Rate this post

Tras la liberación del precio de la gasolina, hacienda tuvo que ponerse a trabajar para crear un nuevo modelo que permitiese calcular el precio de la gasolina por día en México con el objetivo de darle mayor competitividad al sector.

Esta fórmula considera una serie de factores para determinar cuál será el precio de la gasolina. Si bien actualmente la gasolina se encuentra en cierta parte amarrada por los impuestos, la fórmula está activa. Es por eso que debes conocer cuáles son los factores que precisan el precio de la gasolina en México.

Precio internacional: El primero de los factores que precisan el precio de la gasolina en México es el precio internacional. Pues al liberarse los precios en México la gasolina quedó sujeta al efecto de la oferta y demanda así como al precio del petróleo a nivel global.

Gastos de distribución: Dependiendo de la zona a la que quieras enviar gasolina será el costo del flete, transporte y distribución. Este factor ayuda a precisar el precio de la gasolina a través del cálculo de los gastos de distribución. Es por eso que la gasolina resulta ser más barata en algunas ciudades del país que en otras.

Utilidad: Básicamente este modelo funciona como un modelo de costo o precio clásico. Además de considerarse el costo de mover la gasolina o producirla, junto con el precio del petróleo, se añade el margen comercial de menudeo o la ganancia.

Impuestos: Uno de los factores que precisan el precio de la gasolina en México y que más impacto tienen, debido a la excesiva carga fiscal, son los impuestos. Tan solo basta con ver que se pagan casi $5 pesos de IEPS, uno de los impuestos más fuertes, además del IVA cargado al precio final.

La liberación del precio de las gasolinas no solo ha permitido al usuario poder elegir el precio que más le convenga, también ahora podemos elegir la marca o empresa de nuestra preferencia. Aunque eso sí, los beneficios reales aún no se observan pues el precio sigue sujeto a una excesiva carga fiscal por parte del gobierno.