¿Existen las deudas buenas?
julio 12, 2021
0

Muchas personas consideran a la palabra deuda como algo tan peligroso o negativo como la palabra “satánico”, esto debido a que las deudas no son bien vistas. Pero, en realidad esto no es así, ya que las deudas pueden jugar un papel positivo en tu vida.

¿No nos crees? Las deudas realmente pueden ser buenas si sabes cómo aprovechar la deuda a tu favor. A este tipo de deudas se les conoce como deudas buenas las cuales son reales y están al alcance de todos. Para que nos creas, aquí te contaremos todo lo que debes de saber sobre las deudas buenas en 3 puntos.

¿Qué son las deudas buenas?

Una deuda “mala” es cuando dicha deuda se vuelve un pasivo, es decir, un gasto o algo que tienes que pagar y no te regresará tu dinero, como un hueco en el bolsillo. La mayoría de deudas son “malas” esto debido a su enfoque, como comprar una sala a crédito.

Por otro lado, las deudas “buenas” son todo ese tipo de deudas enfocadas a producir más ingresos o dinero. Un ejemplo perfecto es la compra de maquinaria agrícola a crédito, sí, tienes que pagar un crédito, pero compraste equipo que te ayudará a producir y vender más.

¿Cómo una deuda puede ser buena?

La respuesta es muy simple, si ese crédito o financiamiento lo destinarás a generar más dinero en un negocio, vendiendo productos, etc. Entonces es una deuda buena, ya que estará produciendo dinero que podrás usar para pagar dicha deuda.

En pocas palabras, si una deuda te permite reinvertir ese dinero, generar más ingresos y que esta se pague prácticamente sola, es una deuda buena. De hecho, la mayoría de deudas que adquieren las empresas suelen ser deudas buenas, ya que van enfocadas a la reinversión.

Formas en las que puedo tener una deuda buena

Hay muchas formas en las cuales puedes tener una deuda buena. Por ejemplo, pidiendo un préstamo para comprar mercancía para tu negocio o para mejorar tu capacidad productiva. Si vendes zapatos, puedes usar un financiamiento para comprar más zapatos para la temporada escolar.

Cualquier forma en la que logres tomar ese dinero prestado y multiplicarlo hasta cubrir el préstamo, sus intereses y generar ganancias será una deuda buena. Eso sí, ten mucho cuidado y no caigas en la tentación de gastarte el dinero porque si no, se volverá una deuda mala.