Diferencias entre el salario bruto y neto
agosto 31, 2020
0

Una de las formas más populares para generar ingresos es mediante un empleo. Esta modalidad ofrece estabilidad y seguridad de contar con un ingreso fijo mes con mes, lo cual hace que muchas personas busquen un empleo como forma de generar ingresos.

Dicha retribución que recibes mes con mes es conocida como salario. Dentro del salario, podemos encontrar dos tipos principales: el bruto y el neto. Para que puedas aprovechar al máximo cada tipo de salario, y así evites caer en confusiones que puedan provocarte problemas a futuro, aquí te contaremos más sobre el salario bruto y neto.

¿Qué es el salario bruto y el salario neto?

El salario bruto o líquido es el salario antes de las retenciones y descuentos correspondientes. Es decir, es tu salario antes de que te quiten impuestos, aportaciones de seguridad social, Infonavit, entre otras retenciones de ley.

Por otro lado, el salario neto es la cantidad final que recibirás después de todas las retenciones y descuentos correspondientes. Por ejemplo, tu salario bruto puede ser 10 mil pesos mensuales, después de aplicar retenciones del 20%, tu salario neto sería de 8 mil pesos al mes.

Principales diferencias

  • Las cantidades

El salario bruto no tendrá el mismo monto que el salario neto. Es por eso que debes de tomar en cuenta las cantidades para tratar de determinar cuánto es lo que percibes realmente. Toma en cuenta que el salario bruto es el monto inicial más no el final.

Supongamos que en un empleo te ofrecen 50 mil pesos mensuales de salario bruto. Ese sería tu salario inicial, más no lo que vas a percibir mes con mes, ya que puede que se te apliquen retenciones de impuestos, seguridad social y más, por 20%. Al final solo recibirías 40 mil pesos mensuales, que es tu salario neto o final.

  • Elementos de nómina

Es muy importante tomar en cuenta tanto el salario bruto como neto cuando buscamos pactar nuestros ingresos al iniciar en un nuevo trabajo o cuando queremos un aumento. El salario bruto aparecerá, en primer lugar, en el recibo de nómina.

Debajo del salario bruto se colocan las retenciones, es decir, el porcentaje de impuestos, aportación de seguridad social y más. Al final se coloca el salario neto el cual es el resultado de restarle las deducciones y retenciones correspondientes a tu salario bruto. El salario neto se indica como un total en el recibo de nómina.

  • Acuerdos y negociaciones

Un error muy común es no saber negociar tu salario con la empresa. Muchos trabajadores cometen el error de negociar el salario bruto, para darse cuenta al final que en realidad el aumento no es suficiente para sus gastos mensuales.

Esto debido a que la negociación suele realizarse sobre el salario bruto el cual, al aumentar, también incrementa las retenciones de impuestos y seguridad social. Lo ideal es realizar la negociación sobre el salario neto, es decir, lo que queremos percibir al final de los descuentos pues de esto dependerá el pago de nuestros gastos, préstamos en línea urgentes, etc. Aunque vale la pena recordar que cada tipo de salario se complementa, sin salario bruto no habría salario neto.