¿Cómo solicitar créditos en tiendas departamentales?
octubre 25, 2018
0
¿Cómo solicitar créditos en tiendas departamentales?
Rate this post
A todos alguna vez nos ha pasado que al entrar a una tienda departamental o un centro comercial nos encontramos a promotores que nos ofrecen tramitar créditos en tan solo 30 minutos, o más dependiendo de las políticas de la tienda, y tan solo con una identificación oficial.
Si te han logrado convencer despertando tu interés, es mejor que tomes en cuenta estas claves para poder solicitar créditos urgentes en tienda de una manera fácil, sencilla y sobre todo aumentando las posibilidades de que dicho crédito sea aprobado en tiempo y forma.
• Identificación oficial: Una de la política de muchas de las tiendas departamentales, supermercados y centros comerciales que ofrecen este tipo de financiamiento es solicitar una identificación oficial para el trámite.
Por ello te recomendamos cargar contigo una identificación oficial que se encuentre vigente. Esta puede ser la credencial del lector, pasaporte o licencia de conducir.
• Llenado de la solicitud: Recuerda que es necesario llenar una solicitud para que así se pueda iniciar el trámite, es por ello que debes poner atención a lo que dice cada solicitud, a la información que te piden y también a los datos para evitar así errores.
• Cláusulas: Lee con atención las cláusulas de dichos contratos pues muchas veces estos suelen encerrar información que podría ser la diferencia entre una buena y una mala decisión. Considera que muchas tiendas te dan tiempo para usar dicho dinero o solo se limitan a ofrecerte cierto monto para ciertos productos.
• Compara opciones: Lo recomendado, antes de tomar una decisión, siempre será comparar opciones. Por ello te decimos que antes de elegir créditos con una tienda lo mejor es comparar los préstamos de otras para así saber cual tiene menos intereses, más montos o mayor utilidad.
Este tipo de créditos inmediatos puede ser una buena forma de financiar la compra de productos que requieran un mayor esfuerzo económico como una computadora, un refrigerador o incluso un celular, únicamente debes recordar que este tipo de créditos, por muy fácil de tramitar que sea, también puede ser un dolor de cabeza si no los pagas.