¿Cómo ahorrar sin darte cuenta?
abril 29, 2019
0

Si eres de aquellos que sufren porque no pueden ahorrar, porque el dinero se les va como agua. Te recomendamos que leas este artículo pues aquí te daremos cinco formas o métodos para que puedas ahorrar sin tener que darte cuenta que estás ahorrando dinero.

 

  • Retiros automáticos: Una de las formas en las que puedes ahorrar sin darte cuenta es abrir una cuenta de ahorro en el banco y pedirle al mismo que un porcentaje de tus depósitos quincenales o mensuales sea enviado a dicha cuenta. De esta forma ahorrarás de forma constante y prácticamente sin darte cuenta.

 

  • Monedas: Otra forma de ahorrar sin darte cuenta es el guardar todas esas monedas que te sobran a fin del día. Solo necesitas un recipiente grande, por ejemplo, un garrafón donde irás depositando día con día todas esas monedas que sobran. Al final del mes o del año tendrás una buena cantidad ahorrada.

 

  • Pago por: Si quieres ahorrar y a la vez dejar algún mal hábito puedes implementar una especie de juego. Por ejemplo, por cada mala palabra que digas o por cada cigarro que fumas tendrás que pagar 20 pesos. Así irás ahorrando a la vez que vas dejando dicho mal hábito.

 

  • Cocina: Cocinar puede ser una buena forma de ahorrar sin darte cuenta. ¿Por qué? Solo haz la prueba, lleva una semana tu propia comida a la oficina en lugar de comprar y ve cuánto dinero te sobra. Incluso puedes pagarte a ti mismo esa comida guardando el dinero en una alcancía.

 

  • Compra durante ofertas: Si quieres ahorrar sin darte cuenta al hacer las compras, por ejemplo, de ropa o calzado, lo mejor será hacer dichas compras durante temporadas de ofertas como los cambios de temporada, adiós a las mercancías o ventas nocturnas pues podrás aprovechar las promociones sin gastar dinero de más, pues en ocasiones, cuando queremos comprar algo y no tenemos dinero, pedimos créditos personales o usamos las tarjetas de crédito.

 

Estos consejos con una buena forma de ahorrar dinero sin tener que complicarte la vida gracias a que no sentirás el dolor emocional que causa el gastar cierta cantidad de dinero o verte restringido en tus gastos. Al final tendrás tu guardadito sin sufrir en el trayecto.