5 consejos para reunificar tus deudas
julio 1, 2019
0
5 consejos para reunificar tus deudas
Rate this post

Si bien tener deudas no es lo mejor del mundo, todavía puede ser peor si tienes tus deudas dispersadas pues no solo tienes que pagar distintas tasas de interés y distintos montos, también tienes que lidiar con diferentes instituciones e incluso distintas ubicaciones.

Es por eso que hemos creado para ti una lista con los cinco consejos principales para aprender a reunificar tus deudas. De esta forma podrás concentrar los pagos en un solo mejorando significativamente tanto el proceso de pago como el pago mismo ahorrando así dinero en el proceso, además de tiempo, claro está.

Reunificar deudas

  • Haz un análisis de tus deudas: Lo primero que debes hacer es un análisis de tus deudas. Aquí tendrás que evaluar temas como la tasa de interés, el monto, la situación de la deuda, el pago, la complicado del proceso, etc. Para así determinar cuales te conviene centralizar o reunificar.

 

  • Prioriza las más complicadas: Buscar unificar y priorizar las deudas mas complicadas puede ser la mejor forma de salir de las mismas. Pues al solicitar un préstamo, por ejemplo, para pagar tus deudas más complicadas te estás liberando de un lastre por lo que no estás adquiriendo una nueva deuda, estás liquidando las deudas más complicas.

 

  • Trata de reunificar todas tus deudas: La mejor forma de liberarte de todas tus deudas es tratar de reunificar todas. Es por eso que si tienes la oportunidad de adquirir un financiamiento para todas, todas, tus deudas, lo mejor es que las hagas pues así estarás simplificando todo.

 

  • No estás adquiriendo una deuda innecesaria: Muchas personas consideran que esta deuda es algo innecesario, que solo estás comprando problemas cuando en realidad adquirir una deuda para pagar otra es lo mejor que puedes pues te liberará de todos los problemas y hará las cosas mucho más fácil.

 

  • Elige bien como centralizar tus deudas: Por último, te recomendamos que elijas bien como planeas reunificar tus deudas, desde hablar con la institución bancaria hasta pedir un préstamo. Así podrás asegurarte que te conviene más reunificar esta deuda que seguir con tus deudas dispersas.